RSS

“Demasiado maricones para ser anarquistas, y demasiado anarquistas para ser sólo maricones”. Aproximándonos al fin de la Distribuidora Peligrosidad Social

Tras tiempo de meditarlo y dos veces de estar al borde de la autodisolución, la Distribuidora Peligrosidad Social se va a dar un tiempo indefinido de parón, como antesala de lo que terminará siendo su final definitivo. Hace ahora siete años se creó este proyecto con el objetivo de difundir ideas antagonistas de diverso tipo entre entornos anarquistas, en especial material transfeminista, queer y disidente sexual y/o de género. El fracaso de esta meta se hizo latente hace ya tiempo, pero en los últimos dos años ha quedado claro que era una meta irreal dada la naturaleza de los propios entornos anarquistas. Por tanto, el proyecto no va a quedar a la deriva ni va a desaparecer sin dejar como mínimo una reflexión que sirva de poso para las próximas generaciones de personas oprimidas de alguna manera por el cisheteropatriarcado que decidan implicarse en el activismo radical. Las siguientes reflexiones atañen más a los entornos de Madrid (sobre todo) y Barcelona, pero sus dinámicas también llegan a afectar a los espacios libertarios de otros lados, por lo que este texto también puede ser útil más allá del binomio Madrid-Barcelona.

Para empezar, aunque uso el plural mayestático, lo he dicho en varias entrevistas y lo digo cuando me lo preguntan: la Distribuidora Peligrosidad Social es desde hace bastante la persona que firma los mensajes como “P.”, aunque el proyecto en su día lo empezamos cinco personas. Por lo que en esta ocasión escribiré en primera persona del singular.

Con 21 años recién cumplidos y una red política libertaria aparentemente cohesionada, decidí dejar la universidad, no trabajar y adentrarme en cuerpo y alma en el anarquismo madrileño, porque veía posible vivir por y para la comunidad, lo veía (y lo sigo viendo, al menos en la teoría) factible y más justo, y porque me creía que mis esfuerzos servirían para algo positivo, como habían servido los de les miles de anarquistas que se dejaron la piel por sus ideales en los últimos 150 años.

Diversos conflictos innumerables me hicieron finalmente decepcionarme de todo esto y terminar yéndome de la ciudad, pero tengo que destacar uno de entre todos por haber sido con diferencia el más determinante. A finales del verano de 2013 en una asamblea coordinadora conocí a un tipo que se llamaba D., que en ese momento estaba montando una editorial y una futura librería bajo el nombre de La Rosa Negra. Me lo presentaron diversas personas que conocía desde hacía años de compartir otros colectivos, gente con bastantes años de trayectoria y que en buena medida eran un referente para mí.

No voy a detenerme en todo lo que rodea al asunto de la Rosa Negra, ya que ha habido un montonazo de comunicados en contra de este tipejo, como el comunicado por sus agresiones o el más reciente que evidencia su transfobia y su acoso a una activista transfeminista por recordar que es un agresor en redes. Lo que me interesa es el proceso intracomunitario que hay detrás.

A los meses de conocernos y hacernos migas, me enteré de que acosaba a su ex-novia reiterada y amenazadoramente (más tarde, como se lee en el primer comunicado, me enteraría de que sus agresiones iban más allá de esto). Recientemente había perdido dolorosamente a uno de mis mejores amigos tras ser acusado de agresor, así que, queriendo evitar un desenlace parecido, le ofrecí a D. un acompañamiento con perspectiva feminista para que se trabajara sus cosas y sobre todo dejara de acosar y agredir a su ex. A estas alturas es obvio que el acompañamiento fue un desastre: me mentía, hacía lo contrario de lo que le aconsejaba, me llegó a utilizar en los mensajes para chantajear emocionalmente a su ex y aprendió mucha verborrea feminista que con el tiempo ha usado para lavar su imagen. Un hecho de dimensiones extremadamente graves, que omitiré por respeto a la chavala, me hizo cortar toda relación con este caballero. Tuve que estar dos años callado porque la chica dijo categóricamente que no quería ningún movimiento en contra de este señor. Hasta que otra lamentable acción machista de D. motivó que diversas personas recibiéramos por fin el permiso para hablar de sus agresiones. La siguiente parte de la historia está bastante bien explicada en los comunicados antes enlazados.

Una consecuencia que sufrimos tres de las personas que habíamos relatado sus agresiones fue un estrambótico comunicado plagado de mentiras y medias verdades en el que se nos denostaba como estrategia para invalidar lo que habíamos dicho sobre D. El comunicado venía firmado por un “Grupo de Apoyo de la Rosa Negra”. Mi sorpresa fue mayúscula al enterarme al poco de que detrás de ese pretencioso nombre estaban tres personas con las que compartí muchos años de militancia anarquista en la universidad, en centros sociales okupados, en colectivos, en coordinadoras… Personas con las que pensaba llevarme bien y que eran compañeras libertarias mías. Y personas que, antes de sacar un texto público contra mí, no fueron capaces de escribirme ni un mísero correo electrónico preguntándome si todo lo que firmaban en ese comunicado era cierto, ni cómo había vivido yo este conflicto, ni pretendiendo corroborar o no la versión de D.

Esta decepción fue la primera de una cadena incontable de decepciones que me he ido llevando en el último año (en su amplia mayoría, qué casualidad, con tipos cisheteros) y las que me quedan por llevarme. Cierto sector anarquista que a menudo suele reconocérsele bajo unas etiquetas bastante concretas pasó a odiarme prácticamente en bloque, fruto de mi posicionamiento en contra de su colegote agresor. Desconozco si hay alguien dentro de él que no me odia, ya que tampoco nadie me ha escrito para hacérmelo saber. Ni siquiera cuando D. se hizo pasar por un colectivo de Valencia para enterarse de dónde y cuándo era la siguiente reunión de uno de mis colectivos, apareció por las cercanías, me dio de hostias y salió corriendo. Lo que sí que he oído desde este sector es que aquello fue un acto de “autodefensa” (tócate los c*j*n*s). Ya sea por convicción o por dinámicas de amiguismo, de pensamiento único y/o de inercia, abruptamente perdí toda relación con decenas de anarquistas de Madrid, con esa gente que con 21 años pensé que compartiría comunidad de por vida y estarían ahí para apoyarme, y yo a elles.

Las agresiones que D. cometió son de un nivel tan heavy que yo personalmente no había visto a lo largo de mi trayectoria en entornos libertarios. Por una reducida fracción de lo que hizo D. se ha expulsado de espacios a tipos cisheteros. Claro, que los tipos expulsados no eran skinetos macarras que van dando hostias y que tienen todo un cortejo de anarquistas reputados que los defienden. En la gestión de agresiones machistas como ésta, el rango (tanto el de la persona agredida como el del agresor) es algo determinante de cara a cómo se desenvuelve el conflicto. Y en esta ocasión teníamos a una chica que no conocía mucha peña a un lado, y al otro al regente de una librería anarquista, hábil en el uso del lenguaje y con cada vez más currículum militante y colegas bien posicionados.

En un primer momento se pretendió gestionar este conflicto dentro del entorno puramente anarquista de Madrid. Los resultados están a la vista. No sólo por todo este sector anarquista hostil a todo lo que huela a “ideología de género”, sino porque en general la peña anarquista de Madrid se limitó a expresar que le parecía muy mal todo, pero luego compartían barrio o ciertos espacios con el agresor sin hacer nada, o se relacionaban con las personas que estaban justificando a D. más que nadie sin que esto pareciera suponerles un problema extremadamente grave, o no eran capaces de enfrentarse a él a la cara o a quienes le apoyaban. Salvo por gente que ya era feminista y alguna persona más que actuó (la mayoría, dicho sea de paso, no eran tipos cisheteros), el tema se limitó a ser comidilla de algunas asambleas y fiestas.

Fuera de Madrid la librería fue vetada de la mayoría de Mostras, Firas y Encuentros del Libro Anarquista (salvo en los casos en los que la organización fuera hostil a ideas feministas, hubiera algún agresor o agresores en ella y/o D. tuviera colegas dentro del colectivo organizador), pero en ocasiones con una narrativa detrás de tipos cisheteros tomando esta decisión por miedo a qué dirán las feministas o para no parecer ellos mismos unos machistas, o porque una persona de su entorno (yo) o del entorno de sus compas a la que estiman había sido hostiada. No quiero olvidarque ha habido tipos cisheteros que se han jugado los cuartos con este tema y han pagado un precio, dentro y fuera de Madrid, pero el número ha sido tan ínfimo que sólo merece esta pequeña cita.

Hace dos años me piré de Madrid, superado por todo esto. Me han criticado por estar “arruinándole la vida / condenando al ostracismo de por vida” a D., pero lo cierto es que en muchas ocasiones las personas que tenemos que irnos de la ciudad y de nuestros entornos somos las propias personas agredidas o quienes nos hemos posicionado a su favor. Me faltan dedos para contar toda la peña que en estos últimos tres años ha escampado de la capital del reino por problemas con este mismo sector, la mayoría de contenido machista. Y esto también nos llena de dolor, de desasosiego, de frustración. Pero, claro, sólo se ve al pobre agresor abatido, víctima de la sinrazón hembrista y de complots por motivos personales. Cuando nosotres lo sufrimos más que a cualquier tipo cishetero acusado de agresor, ya que cargamos además con el peso la opresión cisheteropatriarcal en la mayoría inmensa de los casos, lo que nos deja fuera de ciertas redes, beneficios, apoyos y relaciones. Yo, al contrario que otras, he sido una afortunada: encontré mi lugar en Valencia, donde sigo viviendo felizmente hasta el día de hoy.

Puede que haya quien me acuse de estar extrapolando una mala experiencia a todo un movimiento, pero lo cierto es que hablando con compas de un buen número de ciudades, queda claro que esto se va repitiendo en cada entorno de cada ciudad en el que se visibiliza un caso de agresiones, en ocasiones de forma más turbia que en otras, pero con patrones parecidos o exactos. Y D. no es un caso aislado ni en Madrid ni en ese entorno que le apoya, sólo el caso que se ha hecho más público. Me faltarían dedos para contar anarcomachos de Madrid cuyas agresiones machistas conozco de primera mano. Como dice uno de los últimos fanzines editados, los espacios anarquistas son como familias estructuradas, y ante esta falta de cohesión, a la enunciación de una agresión sucede una guerra por el control, por ser más fuerte y por ser quien se queda al precio que haga falta.

Creo que nunca se había hecho público en el estado español un caso de agresiones (y pido disculpas si me equivoco) con unos grados de violencia simbólica, sexual y física tan inmensos y evidentes como éste. Luego es un caso de laboratorio que se puede utilizar como varilla de medir sobre hasta qué punto las relaciones históricas entre anarquismo y feminismo son reales. Ha quedado bastante claro que no era más que folclore.

Y por ello es por lo que la Distribuidora Peligrosidad Social ha perdido definitivamente su razón de ser. La realidad ya dejó claro hace tiempo que lo que más consiguió fue acercar postulados anarquistas y radicales a personas disidentes sexuales y/o de género, y no al contrario. Soy consciente de que ha sido un proyecto que ha dejado una huella estimable en los entornos transfeministas y queer del estado español y de diversos lugares más de habla castellana, y que ha servido de referente para mucha gente cuando entraba en esta lucha, y en la construcción de su identidad sexual y/o de género. Pero su estrepitoso fracaso en su objetivo inicial y sus orígenes orientados hacia él me hacen pensar que llega el momento de pasar página y hacer algo nuevo. De invitar a maricas, bolleras, trans, mujeres y demás identidades no hegemónicas a participar en espacios anarquistas, he pasado a aconsejar a la gente que se aleje en la medida de lo posible de éstos. No quiero que pasen por el suplicio por el que he pasado yo, atravesado indudablemente por mi ser marica. Tampoco quiero seguir dándole el toque rosa a un movimiento político en su mayoría compuesto por tipos cisheteros que pueden terminar apoyándose entre ellos contra el resto de identidades oprimidas, sin importarles el daño y los traumas que pueda generar su comportamiento, porque al fin y al cabo siempre saben que el siguiente señalado como agresor puede ser cualquiera de ellos. La época del ir a espacios a “visibilizar lo queer” o de las charlas pedagógicas llegó a su fin, y por ello esta distri, como producto de aquellas ideas, tiene que pasar a mejor vida para cerrar una etapa y abrir posibilidades a otras.

Cada vez que voy a Madrid y cojo el metro o camino por ciertos barrios, me da más palo encontrarme con gente anarquista que con neonazis o integristas cristianos. Me produce ansiedad hasta aparecer por lugares que sé que me apoyan en este tema y en los que he pasado gran parte de mi activismo en la ciudad. Estoy harto de explicar este tema ante peña que luego no va a hacer nada palpable para detener las nocividades que le voy a contar, como si estuvieran expiando culpas preguntándome qué tal estoy y cómo me va con esto. Esta dinámica ya la vi en el pasado cuando otres anarquistas de mi entorno cayeron en desgracia, y como mucha otra gente, la toleré y la normalicé. Las gestiones desde el cuidado brillan por su ausencia en la mayoría de entornos libertarios, llegando a las manos por cuestiones metodológicas, piques personales (a menudo con trasfondo machista) y porque “te has metido con mi colega”. Lo que en último término subyace que mi colectivo, mi entorno, mi gente, es mejor que la tuya, que el resto son “ciudadanistas”, “refors”, “15meros”, “autoritarios” (ja!!, como si ellos no lo fueran) o no nos llevan por el sendero verdadero que conduce directamente a la Anarquía. Una anarquía que cuando la pienso detenidamente me da miedo: una sociedad colectivizada por el decreto de las jerarquías informales de los tipos más fuertes, más machos y más reputados que podrán decidir a quién condenan al ostracismo, a qué tipas agreden y a quiénes dan un correctivo de hostias para que se dobleguen a sus deseos. Si a esto nos lleva el anarquismo, yo no soy anarquista.

Al menos, llevo viendo algo en los últimos meses que me llena de esperanza: personas disidentes sexuales y/o de género que se acercan de nuevas a los espacios antiautoritarios, se alejan al poco y pasan a participar sobre todo en entornos transmaribibollos, en colectivos (trans)feministas o se montan sus propios grupos. El transfeminismo y los grupos de trans, bolleras y maricas tampoco son perfectos ni la panacea, pero hay algunas cosas importantes que las tienen bien claras, hay un mayor cuidado mutuo y hay violencias a las que, por mucho conflicto que pueda haber, no se llega, gracias a que no hay tipos cisheteros presentes.

 

Y con esta reflexión a favor de la no mixticidad transmaribibollo quiero terminar este texto de semi-disolución. Seguiré respondiendo el correo, la peña seguirá pudiendo bajarse los fanzines de la página y haciendo con ellos lo que le dé la gana, y seguiré montando la distri cuando me surja (en especial en espacios no mixtos), pero dejaré de editar más fanzines, de actualizar catálogo, de moverme tanto (aunque hay 3 o 4 citas anuales que se mantendrán) y de poner tantas energías en el mundo anarquista. O por lo menos esto haré hasta que se me ocurra otra cosa con el paso del tiempo en la que poder poner en práctica mi amplia experiencia en el mundo de la distribución alternativa, la edición de fanzines y la traducción de textos transmaribibollos (por lo cual ahora mismo estoy abierta a propuestas de otras distris y editoriales en esta línea).

En estos momentos me acuerdo más que nunca de la conversación que da título a este texto, en la que una compa marica anarca y yo debatíamos sobre nuestras experiencias. Ambas estábamos hartas de ser ninguneadas por el mundillo anarco y de tener que transigir con gente abiertamente machista, y a la vez no podíamos dejar de pertenecer a él, puesto que militar sólo desde lo marica/queer se nos hacía insuficiente. Cuando encuentre una solución a este dilema, de las cenizas de Peligrosidad Social surgirá otro proyecto nuevo.

Unas últimas palabras para las cuatro personas que montasteis el proyecto conmigo (siempre en el corazón pese al tiempo y la distancia), para las distris con las que hemos tejido alianzas y complicidades (y en especial para cierta distri hermana de Barcelona, y para las que durante años y años compartimos buenos momentos casi cada domingo de la plaza de Tirso de Molina en Madrid, lloviera o hiciera sol), para toda esa peña que se hizo hooligan de la distri y compraba cada fanzine, para quienes difundisteis el proyecto con vuestros medios desde la afinidad y el amor, para quienes esta distri sirvió de inspiración y/o llenasteis la vuestra con nuestro material y para los encuentros/firas/mostras del llibre anarquista que me expresasteis con honestidad y sinceridad que queríais contar con la presencia del proyecto por su trasfondo político, y que gracias a ello se tejieron nuevas redes. Cuando los proyectos y los colectivos mueren, lo importante es lo que han dejado atrás, lo que han generado y cómo. Y aunque he remarcado el fracaso del objetivo inicial de la Distribuidora Peligrosidad Social, en mil esferas más ha sido todo un éxito. Y lo seguirá siendo póstumamente.

Hasta la próxima.

 

Distribuidora Peligrosidad Social. València (Països Catalans), octubre de 2018.

Aquí en versión pdf.

Anuncis
 

Catálogo (septiembre 2018)

https://distribuidorapeligrosidadsocial.files.wordpress.com/2018/09/927e5-queer2.jpg?w=422&h=294

Alguien se ha pasado este verano traduciendo textos Straight Edge hasta que llegar a soñar con ríos de equis y libidinosos tatuajes hardcoretas. Pero gracias a ello pronto tendremos a nuestras mejores librerías Sober Living for the Revolution: Hardcore Punk, Straight Edge, and Radical Politics de Gabriel Kuhn, editado en 2010 por PM Press, que nos ofrece una perspectiva del sXe desde el punk, el hardcore, el feminismo, el antifascismo, el mariconismo, el anarcoprimitivismo y más aspectos que ya se nos están olvidando de lo completo que es. Fruto de esta traducción, veréis algún que otro fanzine nuevo tratando el tema rondar por esta distribuidora.

Un Orgullo Anticapitalista más que nos deja con malos sabores de boca frente a todo el comercialismo y los chanchullos del oficial, pero con situaciones de resistencia que se han podido vivir en el boicot al concierto de Netta en Madrid, la okupación de ‘La Pluma un Centro Social transfeminista en pleno Chueca (que gracias a la mafia empresarial sólo duró un día), o la primera manifestación propia del Orgull Crític valenciano el pasado día 28 de junio.

También este verano nos ha dejado algún disgusto. Alguna situación represiva, algún conflicto que no se termina de resolver. Alguna anarcogilipollez que algunos de los popes del anarquismo han llevado a cabo, produciendo vergüenza ajena. Un lamentable fallecimiento de un compañero, a quien echaremos en falta de por vida. Y la penosa noticia que ha recorrido el globo: la derogación de la ley de aborto por parte del Senado de Argentina, con todo lo que ello implica, pero con la afortunada noticia de que el feminismo sigue yendo cada vez a más y volviéndose una fuerza social cada vez más combativa y fuerte. Y que,  a casi un mes del hecho, esta derrota en lo institucional sigue sin parecer un revés en la calle.

Como cada fin de verano, recomienza la temporada de Mostras/Firas/Encuentros/Etc. Nos veréis en la VI Fira del Llibre Anarquista de Mallorca, del 21 al 23 de septiembre; en la VII Mostra del Llibre Anarquista de Castelló, del 27 al 30 del mismo mes; y de momento también en la II Mostra del Llibre Anarquista de Alacant, del 27 al 28 de octubre. Y, por supuesto, en el venidero V Encuentro Marika transfeminista libertario, del 5 al 9 de septiembre en la costa catalana.

https://encuentromarika.noblogs.org/files/2018/09/cropped-CartelVencuentroMarika.jpg

Y así, recorriendo los Països, os dejamos con el catálogo de septiembre hasta diciembre si el destino así lo desea.

– Fanzines:

– A algunos maricas les gustan los coños…
– Anarquía marika
– Anarquía y alcohol
– Anarquismo y espiritismo (I y II)
– Antinatalismo
– Argumentos contra la procreación.

– Brujas, parteras y enfermeras
– Cómo dar el primer paso. Consejos para personas acusadas de agresiones sexuales
– Consentimiento sexual. Una movida de… ¿maricas?
– Construyendo akelarres insurreccionalistas
– Cruising. Un estudio histórico y antropológico.

– Cuando la militancia elige tomar las armas…
– Dejar de fumar

– Desmontant la cultura de la monogàmia 4.0
– Droga es racismo
– El Manifiesto Antiadultista.

– El privilegio cisexual
– Ética amatoria del deseo libertario y de las afectaciones libres y alegres
– Feminismo y lucha armada en Italia.
– Feministes, lesbianes i Queers a l’Orient Mitjà
– Foucault para encapuchadas.
– Furia Travesti. Travestismo y género variante en las revueltas ludditas y contra el hambre en la primera mitad del siglo XIX en Reino Unido y Francia.

– Hacia la liberación total. Queer Edge Anarquista.
– Hacia un mundo menos jodido. Sobriedad y lucha anarquista
– Imperialismo Gay. Discursos sobre género y sexualidad en la época de la Guerra contra el Terror

– Manifiesto Anarco Surrealista Feminista Insurreccional.
– Manual de autodefensa para ‘mujeres’ y otros artefactos políticos contrahegemónicos.
– Maricas y feminismo. En torno a las relaciones entre una posición social y las ideas.
– Mi camino es de todo menos hetero. Hacia una crítica queer radical de la cultura de la droga.
– Prostitución, prácticas mágicas y brujería.

– Punk. Reflexiones y vivencias en la escena DIY.
– Queer explicado para anarquistas, antiautoritarias y demás disidentes radicales.

– Quién dijo que era simple.
– Reinonas, putas y chaperas. La organización de la supervivencia y la revuelta de las trabajadoras de género variante en EEUU, 1950-1970.

– Responsabilizándonos. Rompiendo el bloqueo a tratar las agresiones sexuales y el maltrato en los entornos anarquistas
– Teoría de la mujer enferma.
– Violencia sexual en los espacios anaquistas

– Libros:

– Acción Directa. Voltairine de Cleyre
– Acción Travesti Revolucionaria Callejera. Superviviencia, revuelta y lucha trans antagonista.
Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson
– Anarquismo: Lo que realmente significa. Emma Goldman.
– Discusión con Bakunin.
Gregori Maximov.
– Estrategias de resistencia y ataque. Pequeña historia de la resistencia feminista / queer radical desde los años 60′ hasta hoy.
Fuego Queer. La Brigada George Jackson, Hombres Contra el Sexismo y Lucha gay contra la prisión.
– Guerra al Patriarcado, Guerra a la Tecnología asesino. Recopilatorio de declaraciones, textos y ensayos del grupo Acción Directa y la Brigada de las Mujeres Incendiarias.
– La Anarquía
. Errico Malatesta.
– Stonewall. El origen de una revuelta. Martin Duberman

 

Catálogo (junio 2018)

No es una novedad que los ambientes libertarios y combativos en general se están terminando de resquebrajar con la enorme cantidad de agresiones perpetradas por cismachos contra tipas que están saliendo a la luz. Gracias al trabajo feminista de grupos radicales no mixto durante los últimos años, pero también con un gran empujón derivado de las movilizaciones feministas de los últimos cinco años, de la huelga feminista del marzo pasado y del polémico caso de ‘La Manada’ de Iruñea, llevamos unos meses viendo cómo se denuncian uno tras otro casos de agresiones machistas psicológicas, sexuales, físicas, relacionales, económicas y de todo tipo por parte de gente que se dice anarquista, anticapitalista, antiautoritaria y, tócate las narices, antisexista/feminista. Y no sólo eso, sino que nos encontramos, como avisábamos en el último catálogo, con situaciones en las que los sectores patriarcales de los movimientos contestatarios se organizan para atacar, ya sea mediante comunicado o a hostias si hace falta, a quienes aseguran haber sido agredidas o al entorno que las apoya. Esto nos coloca en una situación enormemente delicada, en la que vemos cómo colectivos se rompen, enemistan y se resiente su actividad, y a la vez observamos una complicidad entre machirulos que apoyan en todo a sus amigotes agresores, favorecen el escarnio contra las personas agredidas y demuestran la inseguridad y el machismo que puede caracterizar a nuestros “libertarios” espacios.

Debido a este delicado contexto, hemos decidido sacar estos dos fanzinesResponsabilizándonos nos aporta diversidad de herramientas a la hora de gestionar situaciones de agresión y maltrato en nuestras ‘comunidades’ de lucha, mientras que Cómo dar el primer paso es una estupenda guía con perspectiva feminista a seguir por quienes reciban acusaciones de agresores, especialmente tíos cisheteros. Machotes y cómplices, ya no tenéis excusas para cuando la caguéis reiteradas veces al recibir acusaciones de agresores: aquí está todo bien explicado, enumerado y pasito a pasito. Y para quienes queráis usarlos en conflictos por agresiones en los que queréis apoyar a una de las dos partes con una perspectiva crítica feminista, tomadlo, como bien avisan los textos, no como una guía que seguir al pie de la letra, sino como una serie de herramientas que pueden servir.

 

Sin querer darle más bombo al tema, nos asusta que la invisibilizadora sentencia recibida por los violadores de Iruñea genere todo un crecimiento del feminismo institucional pro-cárcel. Por ello, queremos hacerle eco al estupendo texto escrito por el grupo feminista anticarcelario aragonés CAMPA, que con su enorme bagaje apoyando a mujeres presas, han sabido plasmar cómo posicionarte en este tema si sabes que la prisión no sólo no soluciona nada, sino que empeora todo.

De nuevo, solidaridad con las personas perseguidas por este Reino de España que nos toca sufrir. Independentistas, artistas, sindicalistas, blackblockers, periodistas y lo que caiga. Si esto sigue así, volveremos a tener que recurrir al exilio, aunque tampoco ha sido una práctica que terminase en ningún momento.

Nos veréis en la Fira Alternativa de València los días 8, 9 y 10 de junio en el cauce seco del Túria, y en donde caigamos este verano. Por lo pronto, aquí tenéis el catálogo de junio. Hasta septiembre (en principio).

 

– Fanzines:

– Anarquismo y espiritismo (I y II)
– Argumentos contra la procreación.

– Cómo dar el primer paso. Consejos para personas acusadas de agresiones sexuales
– Consentimiento sexual. Una movida de… ¿maricas?
– Construyendo akelarres insurreccionalistas
– Cruising. Un estudio histórico y antropológico.

– Dejar de fumar

– Desmontant la cultura de la monogàmia 4.0
– El Manifiesto Antiadultista.

– Ética amatoria del deseo libertario y de las afectaciones libres y alegres
– Feminismo y lucha armada en Italia.
– Feministes, lesbianes i Queers a l’Orient Mitjà
– Foucault para encapuchadas.
– Furia Travesti. Travestismo y género variante en las revueltas ludditas y contra el hambre en la primera mitad del siglo XIX en Reino Unido y Francia.

– Hacia la liberación total. Queer Edge Anarquista.
– Imperialismo Gay. Discursos sobre género y sexualidad en la época de la Guerra contra el Terror

– Manifiesto Anarco Surrealista Feminista Insurreccional.
– Manual de autodefensa para ‘mujeres’ y otros artefactos políticos contrahegemónicos.
– Maricas y feminismo. En torno a las relaciones entre una posición social y las ideas.
– Mi camino es de todo menos hetero. Hacia una crítica queer radical de la cultura de la droga.
– Prostitución, prácticas mágicas y brujería.

– Punk. Reflexiones y vivencias en la escena DIY.
– Queer explicado para anarquistas, antiautoritarias y demás disidentes radicales.

– Reinonas, putas y chaperas. La organización de la supervivencia y la revuelta de las trabajadoras de género variante en EEUU, 1950-1970.

– Responsabilizándonos. Rompiendo el bloqueo a tratar las agresiones sexuales y el maltrato en los entornos anarquistas
– Teoría de la mujer enferma.
– Violencia sexual en los espacios anaquistas

– Libros:

– Acción Directa. Voltairine de Cleyre
– Acción Travesti Revolucionaria Callejera. Superviviencia, revuelta y lucha trans antagonista.
Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson
– Anarquismo: Lo que realmente significa. Emma Goldman.
– Discusión con Bakunin.
Gregori Maximov.
– Estrategias de resistencia y ataque. Pequeña historia de la resistencia feminista / queer radical desde los años 60′ hasta hoy.
Fuego Queer. La Brigada George Jackson, Hombres Contra el Sexismo y Lucha gay contra la prisión.
– Guerra al Patriarcado, Guerra a la Tecnología asesino. Recopilatorio de declaraciones, textos y ensayos del grupo Acción Directa y la Brigada de las Mujeres Incendiarias.
– La Anarquía
. Errico Malatesta.
– Stonewall. El origen de una revuelta. Martin Duberman

 

Catálogo (marzo 2018)

https://i1.wp.com/arainfo.org/wordpress/wp-content/uploads/2016/08/ninguna-agresi%C3%B3n-sin-respuesta-1024x704.jpg

Recientemente un agresor y sus amigotes dedicaron a esta distri un comunicado por contar las agresiones del susodicho a diversos entornos (aquí el de respuesta). Nos alegra haber causado tanto daño a un agresor que hasta nos hayan hecho un comunicado; eso significa que vamos por el buen camino. Pero por encima de todo nos preocupa enormemente el cariz que están tomando las respuestas a las denuncias de agresiones. Que unos anarkomachos hagan un comunicado a gente que apoya a una chica agredida, o que el grupo Minority of One se proponga denunciar a sus exes por hacerles un comunicado, o que Itaca Band haya denunciado a cuatro de las escracheadoras de este pasado verano tras una agresión de un miembro del grupo, marca una nueva época de empoderamiento machista de los agresores y de los sectores patriarcales de los movimientos sociales. Turbios precedentes quedan para las próximas militantes que querrán hacer públicas las agresiones recibidas, y para quienes quieran apoyarlas, pues ahora te puedes ganar denuncias legales y hasta el escarnio público.

Por nuestra parte, no nos cansaremos de repetirlo: macho agresor al exprimidor.

Aunque nos alegramos con el archivo de la Operación Piñata, el ímpetu fascistoide del estado español por reprimir todo goza de buena salud. Prisión para independentistas catalanas, para Valtonyc por cantar, desalojos de espacios liberados (con cárcel incluida en el caso sevillano)…La cosa está bien cruda, y los movimientos sociales siguen atolondrados en el posibilismo parlamentario y los ayuntamientos “del cambio”. Esperemos que la venidera huelga feminista del próximo 8 de marzo ponga un poco en jaque al estado de las cosas actual.

Nos veréis con nuestras escasas novedades de este último año en la Feria Anarquista del Libro de Sevilla, del 16 al 18 de marzo; en la Mostra del Llibre Anarquista de València, del 10 al 15; en la Mostra del Llibre Anarquista de Barcelona, el último fin de semana de mayo, y en algún lugar más probablemente…

Y, por supuesto, acudid quienes podáis y queráis al IV Encuentro Marika, que tendrá lugar en Sestao entre el 29 de marzo y el 1 de abril del presente año. Allí también estará montada esta distri.

Por lo pronto, deleitaros con nuestro incólume catálogo. Hasta junio.

– Fanzines:

– Anarquismo y espiritismo (I y II)
– Argumentos contra la procreación.

– Consentimiento sexual. Una movida de… ¿maricas?
– Construyendo akelarres insurreccionalistas
– Cruising. Un estudio histórico y antropológico.

– Dejar de fumar

– Desmontant la cultura de la monogàmia 4.0
– El Manifiesto Antiadultista.

– Ética amatoria del deseo libertario y de las afectaciones libres y alegres
– Feminismo y lucha armada en Italia.
– Feministes, lesbianes i Queers a l’Orient Mitjà
– Foucault para encapuchadas.
– Furia Travesti. Travestismo y género variante en las revueltas ludditas y contra el hambre en la primera mitad del siglo XIX en Reino Unido y Francia.

– Hacia la liberación total. Queer Edge Anarquista.
– Imperialismo Gay. Discursos sobre género y sexualidad en la época de la Guerra contra el Terror

– Manifiesto Anarco Surrealista Feminista Insurreccional.
– Manual de autodefensa para ‘mujeres’ y otros artefactos políticos contrahegemónicos.
– Maricas y feminismo. En torno a las relaciones entre una posición social y las ideas.
– Mi camino es de todo menos hetero. Hacia una crítica queer radical de la cultura de la droga.
– Prostitución, prácticas mágicas y brujería.

– Punk. Reflexiones y vivencias en la escena DIY.
– Queer explicado para anarquistas, antiautoritarias y demás disidentes radicales.

– Reinonas, putas y chaperas. La organización de la supervivencia y la revuelta de las trabajadoras de género variante en EEUU, 1950-1970.

– SIDA. Un mito que se derrumba.
– Teoría de la mujer enferma.

– Libros:

– Acción Travesti Revolucionaria Callejera. Superviviencia, revuelta y lucha trans antagonista. Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson
– Anarquismo: Lo que realmente significa. Emma Goldman.
– Discusión con Bakunin.
Gregori Maximov.
– Estrategias de resistencia y ataque. Pequeña historia de la resistencia feminista / queer radical desde los años 60′ hasta hoy.
Fuego Queer. La Brigada George Jackson, Hombres Contra el Sexismo y Lucha gay contra la prisión.
– Guerra al Patriarcado, Guerra a la Tecnología asesino. Recopilatorio de declaraciones, textos y ensayos del grupo Acción Directa y la Brigada de las Mujeres Incendiarias.
– La Anarquía
. Errico Malatesta.

 

Entrevista radiofónica a Peligrosidad Social

No automatic alt text available.

Extendemos nuestros invertidos tentáculos hasta el mundo radiofónico, comenzando 2018 con una suculenta entrevista que las compas del programa de radio Transiberian Express nos hicieron. Podéis escuchar sus programas en su Ivoox, y en la radio libre alicantina Radio Mutant.

¡Feliz año!

 

Catálogo (diciembre 2017)

Entre totes les situacions tan kafkianes que han tingut lloc els darrers dos mesos, no sabiem quina imatge utilitzar per al catàleg de desembre.

Però teniem clar que seria recolzant el procès independentista català. Amb el seus matissos, evidentment. No volem un estat català, ni una societat de classes, ni policia (i molt menys als mossos d’esquadra, torturadors i assassins de mariques i migrants, represors de qualsevol mobilització social, encara que algunes s’oblidin), ni fronteres, ni desenvolupisme,ni xovinisme, ni un heteropatriarcat mès hipster i comportivol.

No obstant aixó, per damunt de tot no volem Espanya, la seva història de represió i colonialisme, el seu vergonyòs règim polític actual hereu del franquisme, tot aquest fatxisme sociològic que ara treu rots per tot arreu, que amb frequència surgeix acompanyat de casposisme, masclisme, homofòbia… Np sabem com serà Catalunya després del Procès, pero sí sabem que el món serà un lloc millor si Espanya es desintegra. I ho desitjem amb totes les nostres forces.

Ens fa fàstic veure a “companyes” anarquistes amb comentaris anti-catalans, o mès correcte políticament, parlar de “ni fronteres ni banderes” quan l’estat està actuant i reprimint. S’ens plena la boca parlant de “neutralitat = complicitat” quan l’estat ens ataca. I si ximplement aquest tema no t’agrada, doncs calla’t, no li diguis a una persona d’un altre lloc d’on és i a quin païs ha de pertànyer.

Fa uns anys varem traduïr al castellà “Anarquisme i pobles“, i varem recopilar uns texts al voltant de l’anarcoindependentisme. Pot ser que sigui l’hora de fer-lis un cop de vista, potser…

Lamentem el desallotjament del CSO El Nido el darrere dia 11, i la mort de Santiago Maldonado i de Rafael Nahuel per l’estat argentí. Tot el suport en la vostra lluita per la llibertat de l’Araucània.

Mai oblidarem aquell 11 de novembre de 2007, l’impacte que ens va produir l’assassinat del Carlos Palomino. Ja han passat deu anys, però encara seguim lluitant, i seguirem, i are mès que mai, amb el feixisme de nou als carrers.

Serem a Madrid al XV Encuentro del Libro Anarquista el 8, 9 i 10 d’aquest mes, i també a Cartagena al segona fira del llibre anarquista, l’últim cap de setmana de gener.

No ploreu massa, que el proper catàleg serà en castellà. Ens veiem.

– Fanzines:

– Anarquismo y espiritismo (I y II)
– Argumentos contra la procreación.

– Cáncer. Un proceso biológico a nuestro servicio.

– Consentimiento sexual. Una movida de… ¿maricas?
– Construyendo akelarres insurreccionalistas
– Cruising. Un estudio histórico y antropológico.

– Dejar de fumar

– Desmontant la cultura de la monogàmia 4.0
– El Manifiesto Antiadultista.

– Estrategias de resistencia y ataque. Pequeña historia de la resistencia feminista / queer radical desde los años 60′ hasta hoy.
– Ética amatoria del deseo libertario y de las afectaciones libres y alegres
– Feminismo y lucha armada en Italia.
– Feministes, lesbianes i Queers a l’Orient Mitjà
– Foucault para encapuchadas.
– Furia Travesti. Travestismo y género variante en las revueltas ludditas y contra el hambre en la primera mitad del siglo XIX en Reino Unido y Francia.

– Hacia la liberación total. Queer Edge Anarquista.
– Imperialismo Gay. Discursos sobre género y sexualidad en la época de la Guerra contra el Terror

– Manifiesto Anarco Surrealista Feminista Insurreccional.
– Manual de autodefensa para ‘mujeres’ y otros artefactos políticos contrahegemónicos.
– Maricas y feminismo. En torno a las relaciones entre una posición social y las ideas.
– Mi camino es de todo menos hetero. Hacia una crítica queer radical de la cultura de la droga.
– Prostitución, prácticas mágicas y brujería.

– Punk. Reflexiones y vivencias en la escena DIY.
– Queer explicado para anarquistas, antiautoritarias y demás disidentes radicales.

– Reinonas, putas y chaperas. La organización de la supervivencia y la revuelta de las trabajadoras de género variante en EEUU, 1950-1970.

– SIDA. Un mito que se derrumba.
– Teoría de la mujer enferma.

– Libros:

– Acción Travesti Revolucionaria Callejera. Superviviencia, revuelta y lucha trans antagonista. Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson
– Anarquismo: Lo que realmente significa. Emma Goldman.
– Discusión con Bakunin.
Gregori Maximov.
Fuego Queer. La Brigada George Jackson, Hombres Contra el Sexismo y Lucha gay contra la prisión.
– Guerra al Patriarcado, Guerra a la Tecnología asesino. Recopilatorio de declaraciones, textos y ensayos del grupo Acción Directa y la Brigada de las Mujeres Incendiarias.
– La Anarquía
. Errico Malatesta.

 

Catálogo (Septiembre 2017)

C o m u n i c a d o:

Nosotres, las Fuerzas Guerrilleras Internacionales y Revolucionarias del Pueblo (IRPGF) anunciamos formalmente la formación del Ejército Queer de Insurrección y Liberación, un subgrupo de la IRPGF formado por camaradas LGBT*QI+ y otres que buscan destruir el binarismo de género y avanzar en la revolución de las mujeres, así como en la revolución de género y sexual más amplia.

Les miembres de TQILA hemos visto horrorizades cómo las fuerzas fascistas y extremistas alrededor del mundo han atacado a la comunidad Queer y asesinado a numerosas personas de nuestra comunidad, afirmando que somos “enfermas”, “perturbadas” o “contra natura”. Las imágenes de gays siendo arrojados al vacío o linchados por ISIS fueron algo que no podíamos ver sin hacer nada. ISIS no es el único grupo cuyo odio por las personas queer, trans* y no binarias le lleva a ataques y odios motivados por la religión. Conservadores cristianos en todo el noroeste del globo también atacan a las personas LGBT*QI+ en un intento de silenciar y aplacar su existencia. Queremos enfatizar que la queerfobia, la homofobia y la trans*fobia no son inherentes al Islam o a cualquier otra religión. Por lo contrario, conocemos a varias personas musulmAnas, judías, cristianas, hindús, budistas, etc. Que aceptan y acogen nuestra queeritud e inconformidad, algunas de las cuales también son queers. Nos alzamos en solidaridad con ellas y contra el fascismo, la tiranía y la opresión. Además, criticamos y luchamos contra las actitudes antiqueer, conservadoras y feudales de dentro de los movimientos revolucionarios de izquierda aquí y en el extranjero.

Nuestro compromiso de luchar contra la autoridad, el patriarcado, la heteronormatividad opresora, la queer/homofobia y trans*fobia se fortalece con los avances revolucionarios y las victorias de las luchas feministas kurdas. El hecho de que la gineología debata la construcción de género y de la sexualidad subraya aún más los avances de la revolución en Rojava y en todo el Kurdistán, con mujeres presionando por la revolución feminista y avanzando con la lucha queer que ha motivado a les camaradas queers de IRPGF a formar el TQILA.

¡LIBERACIÓN QUEER! ¡MUERTE AL CAPITALISMO ARCO-IRIS!

¡DEVOLVAMOS LOS DISPAROS! ¡ESOS MARICONES MATAN FASCISTAS!

¡COLECTIVOS Y COMUNIDADES RADICALES HORIZONTALES AUTOORGANIZADAS POR LA REVOLUCIÓN Y LA ANARQUÍA QUEER!

Fuerzas Guerrilleras Internacionales y Revolucionarias del Pueblo (IRPGF)

Con esto nos despertábamos el 24 de julio en las cuentas de las IRPGF. Reconocemos que nos encanta el Riot Queer Porn, pero esto supera nuestras expectativas. Mandamos un fuerte abrazo a quienes luchan contra el fascismo, el capital y el patriarcado, ya lo encarnen ISIS, al-Assad, Putin, Trumb o la izquierda europea.

Publicamos traducido el comunicado porque ¡no lo encontramos en castellano! (Hay que ver, eh, páginas contrainformativas). Más info aquí.

La resaca del WorldPride nos ha dejado con la imagen del vasallaje de AEGAL, el empresario rosa madrileño, y de su tradicional representante, el repulsivo Alfonso Llopart hacia el Estado de Israel, convocándolo en un acto oficial del World Pride de Jerusalén, cuando esta ciudad fue ocupada por este estado colonial hace 50 años y está en contra hasta la ONU. Una muestra más de que quien manda es quien tiene pelas y contactos, sea hetero o no.

Un verano más se acaba, y nos espera otro curso político lleno de sorpresas que irán desentrañándose. ¿Aparecerá Santiago Maldonado con vida? ¿Dejarán en paz a Fernando Bárcenas? ¿El Estado español seguirá llamándose gayfriendly tras repatriar a un disidente político turco de un gobierno que reprime por tercer año consecutivo el Orgullo (entre otras jartadas, como su complicidad con ISIS)? ¿Se considerará terrorismo ser blanco y neonazi y atropellar a una multitud de gente negra y antifascistas, o se seguirá llamando terrorista a ser árabe y atropellar a turistas blancos (supuestamente)?

Todo nuestro apoyo a las víctimas, familiares y heridas, y nuestro desprecio a quienes cometen estos actos, y también a quienes los alienta (a quienes fomentan el racismo, y a quienes arman y apoyan a ISIS indirectamente, con los estados capitalistas occidentales). Y nuestro desprecio por el estado policial implantado en Barcelona. No nos creemos la versión oficial de que los árabes tiroteados en Cambrils fueran autores de la matanza, y nos da miedo el precedente que pueda sentar de que la policía pudera tirotear tranquilamente a ciertos sectores de la población en plena calle sin que pase nada.

Sit Tibi Terra Levis. Heather Heyer. La lucha continúa.

Ahora vienen unas cuantas mostras y encuentros del libro anarquista. Algunos coinciden, luego no nos podréis ver en todos. Pero os recomendamos igualmente ir a las que podáis, pues molarán muchísimo:

Tras la enorme chapa de hoy, aquí va el catálogo. Nos leemos en diciembre.

– Fanzines:

– Anarquismo y espiritismo (I y II)
– Antifeminismo y agresiones de género en entornos antiautoritarios y espacios liberados.
– Argumentos contra la procreación.

– Cáncer. Un proceso biológico a nuestro servicio.

– Consentimiento sexual. Una movida de… ¿maricas?
– Construyendo akelarres insurreccionalistas
– Cruising. Un estudio histórico y antropológico.

– De la sexualidad y el nihilismo y otros textos.
– Dejar de fumar.
– Droga es racismo.

– El Manifiesto Antiadultista.
– El Neopaganismo y el movimiento New Age.
– El veganismo es un verbo, no un sustantivo
– Estrategias de resistencia y ataque. Pequeña historia de la resistencia feminista / queer radical desde los años 60′ hasta hoy.
– Ética amatoria del deseo libertario y de las afectaciones libres y alegres
– Feminismo y lucha armada en Italia.
– Foucault para encapuchadas.
– Furia Travesti. Travestismo y género variante en las revueltas ludditas y contra el hambre en la primera mitad del siglo XIX en Reino Unido y Francia.
– Guerra al Patriarcado, Guerra a la Tecnología asesino. Recopilatorio de declaraciones, textos y ensayos del grupo Acción Directa y la Brigada de las Mujeres Incendiarias.

– Imperialismo Gay. Discursos sobre género y sexualidad en la época de la Guerra contra el Terror

– Manifiesto Anarco Surrealista Feminista Insurreccional.
– Manual de autodefensa para ‘mujeres’ y otros artefactos políticos contrahegemónicos.
– Manual de ciclismo urbano.

– Maricas y feminismo. En torno a las relaciones entre una posición social y las ideas.
– Mi camino es de todo menos hetero. Hacia una crítica queer radical de la cultura de la droga.
– Nos negamos a ser invisibles. Un zine sobre resistencia contra el especismo y la supremacía blanca.
– Prostitución, prácticas mágicas y brujería.

– Punk. Reflexiones y vivencias en la escena DIY.
– Queer explicado para anarquistas, antiautoritarias y demás disidentes radicales.

– Queer Ultraviolence.
– Quién dijo que era simple

– Reinonas, putas y chaperas. La organización de la supervivencia y la revuelta de las trabajadoras de género variante en EEUU, 1950-1970.

– Recopilatorio de escritos sobre género y bicicleta.

– SIDA. Un mito que se derrumba.
– Teoría de la mujer enferma.

 

  • Catalán.

– Antifeminisme i agressions de gènere als entornos antiautoritaris i espais alliberats.
– Desmuntant la cultura de la monogàmia.
– Lesbianes feministes i Queers a l’Orient MItjà.
– Pinkwashing: recull de textos contra la recuperació raciste de les lluites transmaribollo-cuir i l’homonacionalisme.

  • Francés.

– À La Conquête d’Heteroland.
– Apprendre el consentement en 3 semaines!
– Bang Bang n. X
– Barcelone 1931: Greve massie des loyers.
– Consentement. Un truc de pédé?
– Femmes trans en prison.
– La Résistance aux expulsions Australie 1929-1936.
– L’anarchisme contre l’antifascisme.
– Le Privilege Cissexuel.
– Lutte Armée aux États Units.
– Punk versus État Socialiste.
– Quand le militantisme fait le choix des armes.
– Queer Nation Manifesto.
– Queer UltraViolence.
– We want to riot not to work.

  • Inglés.

– AntiSpeciesism and Dietary Decolonization A Short Introduction to Veganism.
– Capitalism Plus Dope Equals Genocide.
– Colonialism, Imperialism and AnimalLiberation.
– Dangerous Spaces.
– Decolonizing The Diet Towards an Indigenous Veganism.
– Dykes and Fags want to know.
– How To Destroy The World.
– Learning Good Consent.
– Men against Sexism.
– My Edge is Anything but Straight.
– My Vegan Edge is Anything but White.
– Queer Fire.
– Quit Smoking.
– Some Anarchist Writings on radical veganism, anti-specisim, ecofeminism & total libera
tion
– Street Transvestite Action Revolutionaires
– Straight Edge Anarchy.
– Straight Edge Resistence.
– The Drug Epidemic. A new form of black genocide?
– The Screwball Asses.
– This is not a love history.
– War on patriarchy, War on the death technology

  • Italiano.

– Argomenti contro la procreazione.
– Il trip “schizofrenico” e la transessualità.
– La follia scorre da sempre nelle nostre vene.
– Quando il feminismo è transfobico.
– Scagliare una pietra al patriarcato.
– Silence means no.
– Spazi pericolosi.
– Storia della resistenza queer radicale.
– Verso l’insurrezione queerl.
– Tilikum (1 y 2).

– Libros:

– Acción Travesti Revolucionaria Callejera. Superviviencia, revuelta y lucha trans antagonista. Sylvia Rivera y Marsha P. Johnson
– Anarquismo: Lo que realmente significa. Emma Goldman.
– Discusión con Bakunin.
Gregori Maximov.
Fuego Queer. La Brigada George Jackson, Hombres Contra el Sexismo y Lucha gay contra la prisión.
– La Anarquía
. Errico Malatesta.